Información General del EXANI-II

I.    INFORMACIÓN GENERAL DEL EXANI-II

Qué es
A quién va dirigido
Quién lo diseña
Composición del examen
Habilidades y conocimientos que se evalúan
Duración
Cómo se califica
Recomendaciones para prepararse antes del examen

 

 

Qué es

El Examen Nacional de Ingreso a la Educación Superior (EXANI-II) es una prueba de razonamiento y conocimientos básicos, desarrollado para quienes pretenden cursar estudios de nivel licenciatura.

 

A quién va dirigido

Ha sido decisión del Consejo Técnico del examen compartir con los sustentantes algunas ideas acerca del perfil deseable del aspirante a la educación superior.
El Ceneval presupone que quien pretende ingresar a la educación superior lleva al menos 12 años de educación y es o está a punto de ser un ciudadano.
En términos civiles y políticos es un mexicano autodeterminado, sujeto de elección e imputación, con derechos y responsabilidades; en cuanto a los aspectos académicos y culturales, se trata de una per sona escolarizada desde su primera infancia hasta su
mayoría de edad.
El sustentante de nuestro examen es, pues, alguien que ha adquirido, con madurez mínima suficiente, las cualidades humanas que supone la convivencia social y las bases culturales (conocimientos, comporta mientos y valores) deseables en cualquier ciudadano mexicano.

 

Quién lo diseña

Se elabora en el Ceneval con base en las normas, políticas y criterios que establece el Consejo Técnico del examen.

El Consejo Técnico está integrado por académi cos e investigadores de reconocido prestigio en losámbitos de la educación y la evaluación del aprendi zaje escolar, así como representantes de instituciones de educación superior y de los órganos gubernamentales responsables de la educación en los estados.

 

Composición del examen

El examen se presenta en una parte común de 150 reactivos, y puede incluir hasta dos módulos temáticos de 25 preguntas cada uno, libremente escogidos por las instituciones.
El EXANI-II es un examen de opción múltiple.
No contiene preguntas de ensayo y sus respuestas no dependen de una interpretación. Diagnostica la situación académica de los aspirantes mediante preguntas cuidadosamente diseñadas y probadas en el ámbito nacional, cada una con cinco opciones de respuesta.
El examen es utilizado por más de 150 instituciones educativas en toda la República Mexicana.

 

Habilidades y conocimientos que se evalúan

El EXANI-II explora habilidades y bases culturales susceptibles de ser reflejadas con un examen de las características de éste.
En el campo académico, quien pretende iniciar estudios superiores debe tener capacidad para buscar información, seleccionarla, ordenarla y utilizarla oportunamente; para identificar cuál es el problema esencial en una situación dada; distinguir elementos intrínsecos y contextuales de esa situación, descubrir y ponderar rutas alternas de solución y tomar decisiones; además de poseer conocimientos suficientes para proseguir sus estudios.
En el plano de las actitudes, 12 años de vida escolar habrán debido fomentar el tesón y la fortaleza, la imaginación creativa, la inquietud intelectual, la soli-
daridad y la disciplina.
El examen contiene preguntas que exploran la capacidad de razonamiento a partir de mensajes verbales, numéricos y gráficos, además de las que miden conocimientos escolares y sobre el mundo actual.
En lo que atañe a conocimientos, el perfil del ingresante a la educación superior presta atención a hechos y datos; conceptos, términos y símbolos; procedimientos y fórmulas; teorías y principios, y nociones fundamentales que tradicionalmente se incluyen
en los programas del bachillerato.
Completan esta dotación básica de conocimientos el dominio del propio idioma, como instrumento de comunicación y como condición de liberación y libertad, y el manejo de otros idiomas y el cómputo, el de las matemáticas hasta la comprensión y aplicación de
conceptos como función y límite, el manejo de elementos de probabilidad y la estimación por rangos.
El proceso de razonamiento implica reconocer distintas situaciones o alternativas: identificarlas o diferenciarlas unas de otras, transferir lo conocido a otras circunstancias, descubrir todos y partes, comparar, seleccionar, juzgar, evaluar... Para ello es menes-
ter observar cuidadosamente, discernir, ver semejanzas y diferencias, reconocer o establecer relaciones, reconocer congruencias e incongruencias, ordenar y seguir secuencias o procesos.
El razonamiento exige también reconocer qué está o puede estar incluido en qué, identificar qué puede esperarse a partir de ver regularidades o maneras permanentes de proceder o enlazarse los sucesos... Implica imaginar soluciones o suponer condiciones, probar, explorar, comprobar.

En este proceso de intelección, obvio es decirlo, echamos mano de todo lo que somos y sabemos.
Las diversas versiones de la parte común que se aplican este año son equivalentes entre sí y comparables con las aplicadas en años anteriores. Los módulos de cada tema también son equivalentes. El EXANI-II se presenta en diversas versiones, todas ellas elaboradas según los lineamientos del Consejo Técnico del examen y equivalentes en contenido y grado de dificultad; sin embargo, cada cuadernillo contiene una mezcla distinta de reactivos y opciones de respuesta, por lo que sería inútil intentar aplicar una clave de respuestas de otras versiones y más aún intentar memorizar las preguntas o las respuestas.
Esta guía analiza ejemplos tomados de los cuadernillos utilizados en las aplicaciones del examen.
Una lectura atenta y detallada de la guía proporciona rá la orientación más adecuada para presentarlo en las mejores condiciones posibles, dependiendo, por supuesto, de la preparación de cada persona.
El intento de lograr un buen resultado en el examen utilizando cuadernillos sustraídos en alguna aplicación anterior sólo ocasionará pérdida de tiempo y recursos. Lo importante es entender la lógica con que están construidas las preguntas, lo cual se expli ca en esta guía.
En ninguna versión del examen todas las preguntas que la integran están destinadas a la calificación individual. Un porcentaje del examen está constituido por preguntas a prueba y otro incluye preguntas repetidas para efecto de calibración o igualación entre las versiones. Cabe mencionar, que 30 preguntas que conforman el examen, son nuevas (preguntas a
prueba); se incluyen para conocer su grado de dificultad, nivel de comprensión y discernimiento, entre otros elementos que sirven para poder integrar futuras versiones del examen. Estas preguntas están distribuidas en todas las áreas del examen de tal forma que no pueden ser identificadas por el sustentante. Es importante mencionar que estas preguntas a prueba no son tomadas en cuenta para el proceso de calificación.

 

Duración

El examen no es de velocidad. Tiene un tiempo límite de cuatro horas, suficiente para resolver sin apresuramiento todas las preguntas, ya sea que se utilicen módulos o no.

 

Cómo se califica

Puesto que las respuestas del examen son asentadas en una hoja de formato óptico que es leída y calificada con medios electrónicos, se aplican los mismos criterios para toda la población que sustente el examen.
Si necesita hacer cálculos, diagramas o anotaciones, hágalo en el cuadernillo de preguntas.
Cumplir estos requisitos es indispensable para que pueda correrse el programa de lectura y calificación. Recuerde que es su responsabilidad asegurarse de que el llenado de la hoja sea correcto. Una vez entregada, la hoja va directamente a la computadora.

 

Recomendaciones para prepararse antes del examen

La mejor forma de prepararse para el examen es haber tenido una sólida formación académica y haber trabajado fuertemente durante sus estudios de bachillerato. Sin embargo, las actividades de estudio y repaso que realice a partir de esta guía constituyen un
aspecto importante para que su desempeño en el examen sea exitoso, por lo que le sugerimos considere las siguientes recomendaciones:
•     Planee por adelantado sus sesiones de estudio y repaso. Decida fechas, horarios y lugares para realizar las actividades necesarias en su preparación, tales como: recabación de materiales, libros, informaciones específicas, consultas con maestros, lecturas, elaboración de resúmenes, ejercicios, intercambios y discusiones con compañeros, etcétera.
•     Identifique los materiales de estudio que tiene y los que le faltan. Considere que para los materiales que le hagan falta puede apoyarse en sus maestros y compañeros. Recuerde que puede utilizar los servicios bibliotecarios de su escuela, de las bibliotecas públicas o los de otros centros educativos.
•     Elija un lugar accesible y tranquilo para estudiar; que tenga buena luz y ventilación: en su casa, en la de algún amigo, biblioteca o cualquier lugar con estas características.
•     Prepare todo lo necesario para iniciar sus actividades de estudio y repaso, organice su material de estudio ordenando los contenidos a partir de la información más importante. Es conveniente que elabore resúmenes, “acordeones”, cuadros sinópticos, etcétera.
•     Asegúrese de comprender el significado de lo que está estudiando, trate de explicarlo con sus propias palabras en forma oral y escrita. No trate de memorizar algo que no entienda.
•     Repase sus materiales en orden, tratando de no abandonar un tema hasta que lo domine completamente.
•     Invite a sus familiares y amigos a que le formulen preguntas y le planteen problemas de los temas estudiados, también haga los ejercicios que vienen en sus materiales de estudios.
•     Procure completar por lo menos seis sesiones de estudio a la semana y que no duren más de tres horas.